01_2

 

Hoy, la información parece estar al alcance de todos. Estamos rodeados de información a la que se accede de forma sencilla en ingentes cantidades. Sin embargo, la obtención de la información relevante y la extracción del significado de esa enorme maraña de datos desestructurados que nos rodean, implican una capacidad de análisis que exige una sólida preparación.

Los contextos económicos, políticos, regulatorios, tecnológicos o sociales están estrechamente interconectados, una mala interpretación de esa compleja realidad puede llevar a empresas y organizaciones a decisiones equivocadas. Para evitar esta situación, debemos mejorar nuestra capacidad de establecer una imagen auténtica de la realidad y, sobre todo, de cómo esta puede afectar al futuro de la compañía, ya sea por la acción de la competencia o por las presiones del entorno social o regulatorio.

01_1La disciplina de “inteligencia”, en el imaginario social, ha sido, hasta hace muy poco, un concepto ligado a la seguridad de Estados o incluso al espionaje. Hoy, esta disciplina que desarrollan auténticos expertos en análisis político, económico y social, ha traspasado las fronteras de la seguridad, para aportar conocimiento experto en la toma de decisiones empresariales.

Estados Unidos es pionero en el desarrollo de esta disciplina, primero en sus aplicaciones militares y civiles, hoy también como una herramienta al servicio de la estrategia empresarial, no solo respecto del necesario conocimiento de los competidores, sino también, sobre cómo integrar las ventajas (y minimizar los riesgos) procedentes del entorno económico y social.

La historia de numerosas compañías, algunas desaparecidas por no haber interpretado correctamente la información y el contexto competitivo, y otras que han sabido hacer frente a cambios vertiginosos haciendo uso de la información como factor de cambio, nos ha demostrado que el conocimiento y la anticipación en la toma de decisiones, posee en la actualidad un valor incalculable para toda organización que desee competir en las mejores condiciones.

La disciplina de “inteligencia”, en el imaginario social, ha sido, hasta hace muy poco, un concepto ligado a la seguridad de Estados o incluso al espionaje

Por todo ello, hemos querido dedicar este número 19 de la revista UNO, al concepto de inteligencia competitiva, a su significado e importancia, su modo de producción y cómo utilizarla de forma complementaria al desarrollo, no solo de los planes estratégicos de las empresas, sino en la toma de decisiones diarias. Contamos, como siempre, con expertos de varios de los países en donde LLORENTE & CUENCA opera y con los muy significativos apoyos de la Cátedra de Inteligencia de la Universidad Rey Juan Carlos y una extraordinaria reflexión del propio director del Centro Nacional de Inteligencia Español.