UNO Septiembre 2016

Triatlón Cubano, mucho esfuerzo, pero las cosas están cambiando

010_2

 

Una competición deportiva en La Habana se convierte en el mejor reflejo de la realidad cubana tras la visita de Obama.

“In Cuba Today” es una edición digital del Miami Herald sobre noticias de la isla. Cultura, política y negocios son las principales secciones de la publicación que sirve como fuente de información para la comunidad cubana en el sur de la Florida y sobre todo para un empresariado norteamericano cada vez más interesado en los avatares de la isla. En junio “In Cuba Today” informaba de los planes de una firma de capital riesgo, con sede en Miami, para invertir en varios eventos deportivos que se celebran en la isla.

Entre ellos está el cada vez más popular triatlón de La Habana que congrega anualmente a deportistas de todo el mundo atraídos por una competición que discurre por los lugares más emblemáticos de la capital caribeña. Al igual que este deporte olímpico, la normalización de las relaciones entre Cuba y EE. UU., así como la apertura del país a la inversión extranjera está siendo una carrera larga, llena de obstáculos, solo apta para profesionales bien preparados y constantes que creen en el mediano y largo plazo.
Esta iniciativa deportiva es el mejor reflejo de un proceso iniciado en diciembre de 2014. Mediante dos ruedas de prensa coordinadas, Barack Obama y Raúl Castro anunciaron al mundo la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Por eso en estos últimos doce meses se han producido hitos de gran relevancia histórica que no debemos dejar de destacar: la apertura de las embajadas de ambos países, el levantamiento de restricciones de viaje para ciudadanos norteamericanos y la visita de Obama a la isla, la primera de un presidente norteamericano desde 1928, son algunos de los signos más evidentes de la normalización bilateral de relaciones.

La apertura política, social y económica del país parece marchar a distintas velocidades para los ciudadanos, las empresas y los gobiernos de ambos países

Si bien elementos como el embargo económico, solo puede ser levantado por el Congreso Americano, la oposición de destacados legisladores, una reducida pero enérgica comunidad cubana contraria a ninguna concesión al régimen castrista, así como parte de la oposición interna cubana plantea obstáculos a la normalización bajo las condiciones actuales. La apertura política, social y económica del país parece marchar a distintas velocidades para los ciudadanos, las empresas y los gobiernos de ambos países, y esto parece que va a ser difícil de parar.
Tras la expectación internacional, la atención mediática y los hitos más simbólicos de esta normalización, la realidad política de la isla ha mostrado su dinámica tradicional. Para los analistas sobre Cuba el anuncio de que Raúl Castro se mantendrá como líder del Partido Comunista hasta 2021 supuso un jarro de agua fría sobre las expectativas de cambio más optimistas. Las caras más jóvenes del Partido Comunista, como el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, deberán esperar su oportunidad para relevar a los octogenarios comandantes de la revolución cuyo retiro será por más cuestiones geriátricas que por dinámicas de cambio político o presión popular. Miembros de la sociedad civil y periodistas independientes también siguen sin obtener el espacio que reclaman dentro de la isla.

Pero señalemos cómo algunas reformas de apertura en el sector privado cubano han sido anunciadas para mejorar las condiciones de los cuentapropistas y microempresarios que comienza a surgir con más voluntad que recursos. El tradicional ingenio cubano unido a estas nuevas oportunidades hace que, como en muchas ocasiones, el sector privado se mueva más rápido que la normativa vigente y los gobiernos de turno.

010_1

Primero, con el objetivo de mejorar la formación y posibilidades de estos emprendedores varias instituciones universitarias norteamericanas han establecido acuerdos de colaboración. La Universidad Internacional de Florida o FIU por sus siglas en inglés ha desarrollado el programa [email protected] La primera promoción de este programa, compuesta por quince cuentapropistas cubanos, ha pasado seis semanas recibiendo clases en la escuela de negocios de FIU en Miami. Una mayor movilidad de los ciudadanos de la isla, de turistas internacionales y nuevas vías de colaboración de la sociedad civil generan oportunidades desconocidas hasta la fecha para una sociedad deseosa de cambio económico y político.

Segundo, los cubanos afincados en el sur de la Florida que visitan a sus familiares llevan en sus maletas además de productos difíciles de encontrar en la isla, suministros para negocios familiares y cuentapropistas. Las sillas y mesas en Cuba se reparan con clavos de Home Depot, una gran superficie de bricolaje americano. El embargo se esquiva con ingenio y habilidad por parte de los visitantes a una isla más porosa que nunca a las tendencias del exterior.
Tercero, ya la primera multinacional americana opera de veras en la isla, hoy en la web Airbnb hay disponibles más de 300 alquileres desde La Habana hasta Baracoa. Desde pisos en el centro histórico de Cienfuegos hasta casas en al borde del mar en muchas de las playas de la isla. Esta realidad digital, muchas veces subterránea, es una ventana al emprendimiento de muchos cubanos que sin acceso a internet encargan a familiares y amigos fuera del país la gestión de estos alquileres.

El tradicional ingenio cubano unido a estas nuevas oportunidades hace que, como en muchas ocasiones, el sector privado se mueva más rápido que la normativa vigente y los gobiernos de turno

Cuarto, el final de la séptima temporada de Juego de Tronos se estrena en La Habana apenas unas horas después que en EE. UU. En otro de los ingenios habituales, grupos de jóvenes informáticos descargan la serie y circulan una memoria portátil conocida como “El paquete” por las calles de La Habana realizando cientos de copias, respondiendo a las restricciones de acceso a Internet en la isla. El último estreno de Spielberg o la nueva serie de Netflix están disponibles en este comercio analógico de contenidos digitales poco después de que un adolescente en Chicago o Nueva York pueda verlo en HBO.

Estos y otros hitos de emprendimiento, incipiente iniciativa empresarial y nuevas formas de negocio que nacen en las calles del país en vez de en las altas esferas, en ocasiones poco conocidas, muestran que muchos de los cambios que se están produciendo en Cuba quedan lejos de la atención mediática.

Alejandro Romero
Socio y CEO para Américas de LLORENTE & CUENCA
Desde 1997 está al frente del proceso de expansión de la compañía en Latinoamérica iniciando las operaciones de Perú, Argentina, Colombia, Panamá, Ecuador, México y, recientemente, Miami. Alejandro ha encabezado además los procesos de comunicación de tres de las diez operaciones más importantes de M&A en la Región: la venta de las operaciones de BellSouth al Grupo Telefónica, la adquisición por SABMiller del Grupo Empresarial Bavaria y la venta de Grupo Financiero Uno a Citibank. En 20 años ha conseguido posicionar nuestra firma en América Latina como la primera red de comunicación de la región. [USA]

Queremos colaborar contigo.

¿Buscas ayuda para gestionar un desafío?

¿Quieres trabajar con nosotros?

¿Quieres que participemos en tu próximo evento?